¿Quiénes Somos?

Una empresa hecha por gente de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, con la convicción de estar comprometidos con generar progreso en la región. 

Jardín Encuentro es el primer y único cementerio parque en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly. Te acompañamos, especialmente en los momentos más sensibles, construyendo memoria con tus seres queridos y honrando la de aquellos que ya no están.

Nuestro compromiso

Acompañarte, especialmente en los momentos más sensibles, y de la manera que a vos te guste que te acompañen, construyendo memoria con tus seres queridos y honrando la de aquellos que ya no están, en armonía con nuestro entorno y generando progreso para la región. Es así como nos convertimos en la opción más elegida por todas las familias de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, y ciudades vecinas.

Nuestros objetivos

Todos merecen honrar la memoria de su ser querido en un lugar digno, cuidado, hermoso, que ir a visitarlo sea una experiencia linda. Todos merecen honrar la memoria de su ser querido en un lugar como Jardín Encuentro. Con esto presente, estamos atentos al constante cambio de paradigma a través del cual la sociedad vive la partida de un ser querido para adaptarnos y estar a la vanguardia, así como también respetamos a quienes prefieren lo tradicional. Todos merecen un lugar como Jardín Encuentro, y nuestro compromiso es ser un lugar hermoso y accesible para todos.

Nuestros valores

Es lo que nos avala, lo que nos guía más allá de cualquier manual.

Integridad: Somos seres humanos, construimos a partir de todo lo que nos pasa. En el camino, lo que siempre está dentro de nuestro control, es ser honestos y transparentes con lo que sentimos, decimos, y hacemos.

Empatía: Cada persona con la que nos encontramos tiene su historia, sus fortalezas, debilidades, su forma de ver el mundo, y todas tienen el mismo derecho a ser escuchadas y respetadas. Todos merecemos ser tratados con cariño, como si quien tuviéramos en frente fuera un ser querido.

Superación: De toda circunstancia y de toda persona con la que compartimos camino, aprendemos, aprendemos a aprender, aprendemos a desaprender, mejoramos nuestros mapas mentales y nuestra visión del mundo, aspirando siempre a la excelencia en cada tarea y compromiso a realizar.

Practicidad: Somos atentos en nuestra manera de decir las cosas, cuidamos el corazón de quien nos lee y escucha, y esto implica ser concisos. Somos claros en nuestro mensaje y no dejamos que entre palabras delicadas se pierda el sentido de lo que queremos comunicar. No tenemos miedo de hablar de temas sensibles, nos comunicamos recordando siempre que venimos a dar una solución, y esta tiene que ser fácil de interpretar.

Osadía: Con los cinco valores anteriores como estandarte, llevamos el día a día con valentía y entereza. Nos divertimos, arriesgamos, innovamos, sabemos que nos respalda que somos honestos, que somos buena gente, y con esa base, nos animamos a hacer. Celebramos los aciertos y aprendemos de los desaciertos, sabiendo que el que sale a jugar, a veces va a ganar y a veces va a perder, y a nosotros nos gusta seguir jugando.